El HUERTO DEL MARQUÉS

Planazo de primavera.

La Naturaleza entra en el Palacio del Marqués.

👁  MUSEO CERRALBO

De nuevo en el Museo Cerralbo, repitiendo experiencia con Cristina de Caligrama, que nos enseña, a los niños y a los padres, pequeños detalles del Palacio, que en otras visitas se nos pueden haber pasado por alto, con un original y sorprendente plan de primavera.

Hace unos meses ya estuvimos en el Palacio de Don Enrique de Aguilera y Gamboa, ya os lo contamos en otro plan de “Madrid con M” MI PEQUEÑO JARDÍN DE MUSEO un magnífico taller que comenzó en el jardín y por el que nos llevamos a casa uno de nuestros recuerdos más queridos, que conservamos y cuidamos y que es la estrella de nuestra terraza, porque [M] lo mima, poda y riega con cariño y exhibe orgullosa a nuestras  visitas.

Mi pequeño jardín de Cerralbo en la actualidad

Si nos lee algún responsable del Cerralbo, les pedimos, por favor, que lo repitan para que muchos más niños y padres puedan realizarlo…

La visita comienza, esta vez, dentro del impresionante Palacio, en la primera planta dedicada a las visitas y a las grandes celebraciones, no a la vida diaria. Aquí es donde el Marqués, que coleccionaba todo tipo de objetos y antigüedades, reunía a sus invitados y organizaba cenas y bailes. La educadora llama nuestra atención sobre las cortinas,  el mobiliario, pinturas de Alegorías tras las puertas del gabinete de los espejos, en La Salita Imperio, cuadros con bodegones y naturalezas muertas en el Comedor de gala, las porcelanas sobre las consolas recubiertas de pan de oro, el transportín rococó que se conserva al final de  la Armería, el tapiz sobre el gran ventanal de una estancia concebida como invernadero, pero que, finalmente, se convirtió en un gabinete de antigüedades, es el Salón Estufa, el Salón de baile en el que se organizaban también exposiciones de arqueología y veladas literarias…y es que en este Palacio no sabes a dónde mirar.

Los niños le contestan con total naturalidad lo que les viene a la cabeza y es que Cristina lanza preguntas al aire, una tras otra, dejando que ellos solos den con las respuestas ¡perfecto!

La temática no puede ser más primaveral, aunque por el calor ¡parece que estemos ya en verano! Y ahora…

¡EL PREMIO! Nos facilitan una variedad de sugerentes frutas y verduras con posibilidades, para estampar nuestro diseño sobre algodón (sobre una bolsa, delantal o almohadón, cada niño elige lo que más le gusta), ese será el lienzo en el que los pequeños artistas dejararán volar su creatividad.

Los padres empezamos a cortar las verduras, primero la alcachofa que parece tener más posibilidades; pero el limón, los champiñones, el pimiento, el apio que aromatiza la estancia o la sencilla manzana logran desempeñar un importante papel en la decoración de nuestra colorida bolsa.

Puerta Museo Cerralbo

 

Los niños, como siempre, emocionados con lo que han hecho, lo exhiben orgullosos entre sí y se lo llevan a casa. ¿Alguien da más?

¡Ya estamos impacientes esperando la próxima original propuesta del Museo Cerralbo! ¿Vosotros?

4 comentarios

  1. Yo también estuve gracias a tu recomendación, susana, y recomiendo vivamente participar en el taller. felicito al museo por este programa para niños que están dirigiendo tan bien. Es un día inolvidable para ellos.

    Me gusta

    • Sí, la visita por las estancias del Museo es muy amena y, además, el taller estupendo. Hay que felicitar al Museo y a Caligrama Proyectos, ¡claro que sí!
      Muchísimas gracias por comentar

      Me gusta

🙂Muchísimas gracias por compartir tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s