“EL ISLOTE DE LOS PERROS”

Una historia fantástica basada en un hecho real.

 👁 EDITORIAL EDELVIVES

Es 1910 y cincuenta mil perros vagan por la ciudad de Estambul. El sultán, abrumado por las quejas, los envía a una isla, Klara y Sait, deseosos de una aventura, deciden visitar a los animales y descubren con espanto lo que realmente les espera. ¡Tienen que tomar cartas en el asunto! pero sólo cuentan con la ayuda de un limpiabotasgriego y un viejo pescador. ¿Podrán cambiar el destino de los perros abandonados?

Hoy os hablamos en el blog de otro libro muy especial  para nosotros, es de Oriol Canosa, como el maravilloso “La Isla de Paidonesia” del que ya escribimos aquí.

“El islote de los perros” es la novela ganadora del Premio Ala Delta de Literatura Infantil del año 2017.  En la entrega de premios conocimos no solo a Oriol Canosa también a Daniel Hernández Chambers, ganador del Premio Alandar de Literatura Juvenil con su precioso y original relato “Miralejos”. Ambos han sido dos de nuestras lecturas de verano y se nos habían quedado pendientes de comentar en el blog.

IMG_3221

La historia del islote de los perros, en la que se basa el libro del que os hablamos hoy, es real. El autor, que pasó una temporada en Estambul, la tomó como base para construir su cuento.

La primera parte del libro nos sumerge en el ambiente exótico de la ciudad a principios de las vacaciones del verano, en los comienzos del siglo XX. El relato es muy descriptivo, nos podemos imaginar estar en el puerto de Estambul y casi olerlo. Las preciosas ilustraciones son de Oriol Vidal y nos ayudan a imaginárnoslo.

La narración comienza así:

“Si algún día viajáis a Estambul tenéis que ir en barco…

El islote de los perros. Puerto de Estambul

Enseguida aparece Klara, una de las protagonistas de la historia que no es muy diferente a cualquier niña de diez años actual; vive en Bugazada una preciosa y pequeña isla del Bósforo que dista más o menos una hora de Estambul, en un transbordador de la época; esos trayectos sirven de disculpa al autor para referir con todo detalle lo que ve Klara, enamorada del paisaje y del mar de su tierra.

La niña, de familia sefardí, conoce a su nuevo vecino Sait, un niño turco un poco mayor que ella, jugando al escardillo (no conocíamos el nombre del juego, probablemente casi tan antiguo como la humanidad). Ambos niños se harán inseparables ese verano y juntos serán los protagonistas de la aventura junto a un viejo pescador griego que podría ser su abuelo.

0864C116-A24E-477B-869B-D95511B7F499

Estambul, en esa época, es una ciudad cosmopolita en la que conviven muy distintas culturas, eso da pie para ver cómo los protagonistas les parece completamente natural tratar con todo tipo de personajes griegos, turcos, otomanos, judíos…

En esos momentos, gran cantidad de perros vagabundos muertos de hambre y llenos de pulgas viven en Estambul y el Sultán decide desterrarlos a las Islas Príncipe (donde sus antepasados desterraban a sus familiares rebeldes). Las máximas autoridades defienden una solución higiénica, práctica y económica, que parece convencer a todos. La ciudad olvida y se despreocupa del futuro de los canes con los que llevan siglos conviviendo.

El libro, en algún punto, hace una crítica social y es que el anciano pescador les explica a Klara y a Sait que él piensa que se deshacen de los perros porque ya no son útiles (antes cumplían una función, porque comían los desperdicios y cazaban pequeños mamíferos, como ratas,  mantenían limpia la ciudad), pero ahora esa labor ya no es necesaria y ya no importa lo que les ocurra a los perros

-¿Qué le pasa a este mundo? Este mundo está cambiando y no me gusta lo que veo.

Son los niños protagonistas de la historia, con su punto de vista inocente y empático, los que encuentran la solución al problema, son los héroes de este relato.

D3706A9F-145D-4316-9646-51A3C3A25939

Hay una curiosidad que nos ha llamado la atención y es que el autor, en varios momentos, deja a un lado la historia y se dirige directamente al lector, le habla de tú a tú, para recopilar o explicar lo que ocurre. Un recurso que es un verdadero acierto, los pequeños lectores se sienten cómplices.

El libro está encuadernado en pasta blanda, como el resto de la colección Ala Delta, es un relato corto, con letra grande, fácil de leer y con bastantes ilustraciones, algunas a dos páginas, que nos parecen muy adecuadas.

Esperamos vuestras opiniones…

¡Feliz lectura!

🙂Muchísimas gracias por compartir tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s